Identifícate

¡Ya me acuerdo!

Te hemos enviado el código de recuperación por e-mail. Puedes seguir el enlace en el mismo e-mail o introducirlo a continuación.

¡Recuerdo mi contraseña!

¿Qué es una caldera de gas? ¿Qué tipos existen?

01 ENERO 2020

Se trata de una caldera que utiliza el calor para diferentes procesos de calefacción. Puede que utilizarse para calentar el agua de los grifos y/o para calentar los radiadores de calefacción.
El gas que se utiliza es este tipo de calderas es normalmente “gas natural”, también conocido como “gas ciudad”. Algunos modelos también pueden funcionar con propano.
Encontramos tres tipos de calderas, como son las atmosféricas, las estancas y las de condensación.

 

A continuación, os explicaremos de un modo breve y claro las características de cada una de estas.

 

Atmosféricas

Son aquellas instaladas en un recinto abierto, aspiran el aire ambiental y emanan parte del producto gaseoso allí mismo. Por esta razón se consideran las más contaminantes y de menor eficiencia de las tres.

 

Estancas
Este tipo de equipos, podríamos decir que son los de mayor seguridad.

El diseño incluye una cámara sellada, por tanto, al contrario que las atmosféricas, no absorben el oxígeno del lugar en el que está instalada y además expele los gases por la chimenea a la atmósfera.

 

De Condensación

Por último, la de condensación, es una caldera a gas estanca, aunque se trata de un modelo de máxima eficacia, porque aprovecha la energía contenida en el vapor (lo que llamaríamos, la reacción química) para calentar el agua fría, ahorrando el consumo de combustible.

 

Ahora que ya sabemos lo que son, podemos conocer brevemente cómo funcionan.


El quemador es como un mechero que produce una llama gracias a la entrada del gas por unlado y aire por otro.
Los gases calientes que se producen en la combustión se liberan dentro de la caldera y es en la zona del intercambiador donde se calienta el agua al nivel deseado.
El agua ya caliente, saldrá por los circuitos que tenemos por nuestras casas, ya sea el circuito de calefacción que la lleva hacia los radiadores o el propio agua que va a los grifos.

Por último, la chimenea es la tubería de salida, por la cual se expulsan los gases que se han producido en la combustión. Normalmente la salida de estos gases es directamente a la atmósfera.