Identifícate

¡Ya me acuerdo!

Te hemos enviado el código de recuperación por e-mail. Puedes seguir el enlace en el mismo e-mail o introducirlo a continuación.

¡Recuerdo mi contraseña!

¿Cómo hago para instalar un termo eléctrico en casa?

27 ABRIL 2020

Si quieres instalarte un termo electico en casa, este post seguro que puede interesarte bastante.

Te daremos unas pautas sencillas y claras que podrás tomar como “guía útil” para ponerte manos a la obra.

Como expertos en este tipo de productos e instaladores de gas, calderas, estufas y otros tipos de calefacciones, creemos que podemos ayudarte a instalarte tu propio termo, en estos días de confinamiento, en los que todos somos un poco más manitas, más cocineros y más todo…

Antes de ponernos más a la obra deberemos tener en cuenta algo que a priori es lógico, pero que está bien recordarlo, y es que deber instalarlo en una pared maestra, vamos una pared que no sea de pladur, porque piensa que deberá soportar el peso del termo lleno de agua (depende de que capacidad tenga el tuyo, pero podemos estar hablando de 80 / 100 litros).

También es recomendable que el aparato no esté pegado a la pared más próxima, que por lo menos se guarde una distancia de 45/65 cm, que nos facilitará el acceso a la hora de realizarle mantenimientos. Pero además de estar en la pared maestra y a 50 cm de la pared más próxima, piensa que es recomendable colocarlo medianamente cerca del principal punto de utilización de agua caliente, ya sea la ducha, la cocina o la pila donde lavamos a mano.

Vale, una vez tenemos esto claro, los pasos a seguir son sencillos:

  1. Lo primero que haremos es lo mismo que cuando vamos a colgar un cuadro, marcaremos en la pared el punto exacto donde lo pondremos, recto, y teniendo en cuenta las pautas anteriores.
     
  2. Después, seguimos con el proceso de la colocación de un cuadro, taladra la pared… si no es ladrillo, que en la zona donde lo vas a colocar tienes puesto baldosín, te recomiendo que marques el punto, coloques en forma de cruz una cinta (como la que utilizamos para cubrir las esquinas cuando pintamos) y en el centro, des unos golpecitos suaves con el martillo y un clavo para dejar la marca algo profunda, en la que colocaremos la broca, de este modo no se escapará el taladro y haremos una escabechina por toda la pared.
     
  3. Cuando tengas los agujeros hechos, coloca los tacos (grandes, no vayas a hacer un agujero pequeño y fino, ten en cuenta que sostendrán mucho peso de una forma continuada).
     
  4. Una vez colocados tacos, tornillos y bien seguro todo, coloca el termo donde debe ir, pon las pletinas y fíjalo con unas tuercas.
     
  5. Ahora ya dejamos el proceso que hemos hecho miles de veces con los cuadros en casa y empezamos a convertirnos en fontaneros.
    Lo primero que haremos será sellar el tubo de la toma de agua caliente, para poner en este lugar él, el racor reductor para así poder encajar correctamente el tubo de la válvula mezcladora.
     
  6. Como no queremos que la presión del circuito sea un desastre y se vaya perdiendo, colocaremos en esta válvula que acabamos de colocara (la mezcladora) otra, la llamada, válvula antirretorno.
     
  7. Una vez tengamos todos estos elementos colocados juntos, únelo a la toma de agua caliente que hemos sellado antes.
    No olvides enroscarlo bien y si es posible, casi te diría que lo tomaras como obligatorio, sella todo con hilo sellador, de este modo evitaremos fugas o filtraciones.
     
  8. Para el octavo paso, se complica la tarea, serán necesarios unos casquillos de latón y varias piezas de cobre que tendrá que soldar. Para dejar algo bien soldado, lo primero es dejar bien limpia la zona donde vamos a unir y luego lijar los extremos de cada pieza con un papel de lija fino…
    Como es lógico, vuelve a limpiar bien la zona de nuevo.
     
  9. Como ya sabemos, ahora no nos asustará. Suéldala para que quede bien fijada (Es recomendable que procedas a colocar las piezas de cobre sobre una manta especial que aguante hasta 1.500ºC, ponte unos guantes protectores y procede a soldar las piezas, con la ayuda de tu soplete.
     
  10. Terminado este paso, ya tenemos todas las piezas unidas. El siguiente paso es colocar la pieza en forma de “T” con los casquillos en los extremos, que tenemos, en la toma del agua.
     
  11. Ahora ya pasamos al interior del termo.
    Lo primero que haremos será colocar un manguito electrolítico en la entrada del agua fría, para de este modo, evitar la corrosión interna del aparato.
    Luego lo juntaremos con la válvula de seguridad con un casquillo macho-macho y no olvides colocar también otro manguito electrolítico en la entrada de agua caliente al depósito.
  12. Enrosca todos los latiguillos asegurándote de que lo dejas bien fijado, con fuerza.
  13. Para terminar, colocaremos un tubo de plástico, en la salida de la válvula, a modo de desagüe, de este modo podrás vaciar el deposito cuando tengas la necesidad.
  14. Ya solo te queda llenarlo de agua, enchufarlo a la luz y disfrutar de una buena ducha (fría si no lo has hecho bien… jeje)

Si te surgen dudas o necesitas la ayuda de un experto, no dudes en contactar con nosotros. Exactamente igual que si estás buscando tu termo eléctrico perfecto. En Vimai, te ofrecemos las máximas garantías, con las mejores marcas del mercado.

NO DUDES.
Consúltanos.