Identifícate

¡Ya me acuerdo!

Te hemos enviado el código de recuperación por e-mail. Puedes seguir el enlace en el mismo e-mail o introducirlo a continuación.

¡Recuerdo mi contraseña!

¿Qué es mejor, instalarme una caldera de gas o una caldera de gasoil?

19 OCTUBRE 2020

Lo primero que debemos tener en cuenta y saber perfectamente, es que las calderas son generadores de agua caliente, cerrados. Estos es, un circuito interno que se encarga de llevar agua caliente hasta los radiadores y estos son los encargados de generar calor a raíz del agua que proviene de la caldera.

Bien, sabiendo para que necesitamos en casa una caldera, (que, en definitiva, la podemos describir como el recipiente que tiene como objetivo principal calentar el agua de nuestro hogar, negocio o…), ahora vamos a diferenciar entre las que van a gas y las que van a gasoil.

¿Caldera de gas o de gasoil?

Esta es una de las preguntas más frecuentes entre nuestros clientes a la hora de decidir el hecho de ponerse una caldera en su hogar.

Para dar una respuesta a esta pregunta debemos tener en cuenta varios aspectos como; el rendimiento del sistema, el coste de la instalación, el consumo energético que nos causará, el coste del combustible e incluso el mantenimiento y la asiduidad de este que requiere.

La principal diferencia de entre todas estas es la que existe entre los combustibles con los que se alimentan.

Gas: Es un combustible más económico, de hecho, a nivel doméstico, es una de las formas de energía más económica actualmente.
Los usos que se le dan actualmente son, el de la calefacción y el de calentar agua.
Estas calderas de gas no utilizan todas un único gas, es decir, que pueden utilizar gas natural o bien, butano, propano o biogas, ya sea para generar calor, para calentar el agua o solo según el modelo. Ten en cuenta que cada gas tendrá sus propias características y por tanto sus puntos fuertes o débiles.

Gasoil: El gasóleo es el combustible que se obtiene al destilar el petróleo crudo, que se depura luego para separar el azufre y los otros elementos que lo componen.
Esta energía se utiliza en el aspecto doméstico, sobre todo, para calefacción o para propulsar los motores diese.
Si definitivamente estás interesado en instalar calefacción de gasoil, deberás tener en cuenta que para ello es imprescindible disponer de un deposito en el que deberás almacenar el combustible (exactamente igual que hacemos con nuestro coche).

Sabiendo esto ya puedes empezar a elegir lo que más te beneficia.

De todos modos, en nuestra web tienes, además de todas las opciones, la opción de escribirnos y solicitarnos información para asegurarte de comprar la opción más apropiada.